martes, 1 de junio de 2010

hoy tengo ganas de ti

Me sorprendo, creo brillar más allá. Quiero simularme en una estrella que abrasa el cielo oscuro y me cambio de estación para acercarme al viento que surca la catenaria.

Me reitero en tus palabras, siento que nada ha cambiado desde aquel momento, que seguimos como siempre y no...Cada minuto es un kilómetro que en el tiempo nos aleja más y más, por mucho que nuestras manos quieran entrelazarse y fundirse para siempre.

Busco mi destino, buhonero, que me miente y me trastorna y me consiente ser feliz en sus mentiras piadosas. Rescatada está mi alma en la celda de esta vida, cuando en soledad margina la luz mi mirada y no me deja estar contigo, ni mirarte, ni sentir que estás.

Te he buscado y por más que fuerzo las contrariedades, por más que miento al mundo y me miento, llego aquí, frente a un papel, desgastado por el salitre de aquellas lagunas que una vez surcaste y planeo el escribir la verdad más pura, la áurea, la primera.

Seamos realistas y dejémonos de juegos incontrolables que nos dañan. Digamos la verdad que no hay dolor en las palabras y, si alguna vez lo hubiera, engastado en el filo de los entresijos que se nos puedan reprochar, diré que la voracidad es fuerza absoluta en este sentimiento; que tengo ganas de ti y, eso, nadie puede reprochármelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario