martes, 8 de diciembre de 2009

una realidad escalofriante.

Desde hace algún tiempo es común entre los jóvenes - y no tan jóvenes- españoles ser miembros de una red social. Si es cierto que existen redes mundiales como facebook, twitter o hi5, pero nosotros somos más patriotas y tenemos nuestro tuenti.

Como se ha podido observar, entre la sociedad no estudiantil se está proclamando una ola de terror fomentada por estas páginas e, incluso, ya nos retransmiten anuncios del defensor del menor para que tengamos cuidadito con las fotos que colgamos en internet.

Si, en este aspecto hay que darles la razón. Sin embargo, no entiendo por qué critican una red social y las fotos que suben tanto niñas como niños, si los padres saben perfectamente que sus hijos son unos provocadores natos.

Quizás me llamen antigua, retrógrada, reaccionaria, cuadriculada, estrecha y un largo etcétera que ocuparía una entrada completa pero, a mi entender, es vergonzoso que con tan solo diez años un niño sea un drogadicto y una niña vaya pintada como una puerta y vestida como una leona; por Dios, que con esa edad se juega aun con las barbies y los coches.

Pero no, la evolución humana se desarrolla hacia el libertinaje y si los niños quieren copular con nueve años va papá y le compra los condones para que no se manchen.

Nos escandalizamos cuando nos llega un e-mail que nos muestra una boda masiva musulmana entre niñas de nueve años y un hombre de veinticinco; pero no cuando a las cuatro de la mañana una chiquilla de esa misma edad va rozando los bordillos de una calle, llorosa, fumada y borracha.

Nos avergüenza que en los países de Oriente haya poligamia pero, nosotros, hombres y mujeres del primer mundo nos pasamos por debajo de la bragueta todo lo que se mueve eso si:- nada, absolutamente nada, iba en serio anoche-.

Queremos enseñar a los niños que se debe respetar el sexo de la persona sin importar que sea hombre o mujer pero, los ejemplos más clásicos de vida mundana se siguen haciendo con mujeres. Sin ir más lejos, el anuncio del defensor del menor está dirigido a chicas, como si un joven no tuviera las mismas posibilidades para ser observado.

No solo el sexo masculino es depravado, cualquiera puede serlo y nunca, jamás, se sabe por dónde vienen las desgracias. Si, la probabilidad de que el daño sea a una mujer es mayor que a un hombre, pero muchas veces da la sensación de que es solo el sexo femenino el que está indefenso ante el mundo y no es verdad.

Si el tuenti les parece peligroso e internet también, es lógico. Pero, si la lógica es la que tiene que imperar en las razones, quizás deberían tener más cuidado en la educación pues solo así se cambiará el mundo, convirtiéndolo en un lugar más apacible y, sobre todo, seguro.

Otra opción es quemar todas las cámaras de fotos, pero el recuerdo no sería suficiente... Así pues ¡Eduquen y llegaremos lejos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario